Carta a una despedida

Y todo lo que no he dicho,
todo lo que callé,
cada minuto que ahogué,
lo voy a recoger en este instante.

No logro entender,
como pudo desparecer,
en un suspiro premeditado,
todo lo que nos habíamos dado.

Me duele el corazón al recordar,
cada noche solitaria mientras tu viajabas sin más,
dónde poco a poco te ibas de este lugar,
desaparecía tu esencia y mi felicidad.

De la oscuridad en que me bañé,
tan solo he podido vislumbrar,
todos los sentimientos que tienen lugar,
una vez que se llega más allá del mar.

Y hoy sigo aquí,
y me pregunto dónde estas,
si piensas en mi,
o si nunca miras atrás.

Atrapado en un pasado,
torturado sin descanso,
cada día con un ánimo marchitado,
con la piel apartada a un lado.

Cada lágrima que no derramé,
la deposito lentamente en este papel,
el único que sabe comprender,
lo que es morir estando de pie.

Y me despedí de ti,
tantas veces que me maltraté,
deseándote una sola vez más,
fugaz para poderte anhelar.

No encontraré jamás,
tus ojos perdidos en cualquier lugar,
ni tus manos jugando al azar,
ni tus labios luchando contra mi fuerza de voluntad.

Copas vacías

Copas vacías marcan suspiros,
y si me giro, ya te has ido,
te fuiste, para puntualizar,
en la penumbra de mi altar.

Y viajas incesante lamiendo el mar,
ya no llegan tus olas a recordarme como estas,
construí este muro de palabras retorcidas,
para no tener que soportar aquel aroma vulgar.

Que no me culpen los sueños,
de anhelar felicidad,
que podrán saber ellos,
de que esta hecha la verdad.

mañana ni me ves

A veces te quedas atrapado,
entre el futuro y el pasado,
eternamente marcado,
con tatuajes no deseados.

Y si de tu piel quieres hacer,
la vitrina de trofeos por recoger,
impregna en tus labios una palabra,
suficiente para que muera indignada.

Quiero cambiar mi tónica diaria,
recoger del aire alguna mirada,
descubrir más pies por la mañana,
sentirme vivo de madrugada.

Como una montaña rusa del revés,
hoy subimos y mañana ni me ves…

ende

Como la melodía de una canción
a la que se le va marchitando la letra,
como las horas en ese rincón,
soñando despierto sin poder dormir.

Fugaces los días a tu lado,
se van deslizando insensatos,
surgen recuerdos inoportunos,
y se mueren sin poder respirar.

Y he mirado el techo esta noche,
a ver si encontraba algún recodo despistado,
suficiente para hacerte algún reproche,
y apagar la luz del pasado.

He decidido condenar estas palabras,
y regalártelas con cuidado,
son las últimas que desperdicio en tu nombre,
no quiero volver a escuchar tus labios.

plato frío

Como un plato frío en la nevera,
anhelando tiempos de calentura en una mesa,
se enfría con cuidado toda su esencia,
y pierde poco a poco su presencia.

Puede que mañana no consiga tu mirada,
ni siquiera busque en el espejo el reflejo de mi alma,
la guarde en un cajón y pierda la esperanza.

Citaré todas mis palabras al azar,
y de ellas dejaré una en el alfeizar,
a ver si con el viento consigue cabalgar.

Poco a poco me dejo deslizar,
de las sábanas de tu mente,
a mis manos excitantes,
por sentirte musitar,
3 suspiros seguidos,
un gemido fingido.

sense esme

I de tot allò que vaig dir,
ara se’m fa un núvol d’idees,
cadascuna d’elles més dispersa,
dins la inquietud de la meva feblesa.

I si he perdut l’esme de nou?
Si no puc mirar més enllà d’on plou?
Si estic ferit de per vida?
Si ningú sap com curar-me aquesta agonia?

Envers els fulls recorro paisatges,
rebuscant entre totes aquestes paraules,
una ànima prou madura per curar-me amb paciència,
i acaronar-me fins que perdi la consciencia.

Em sento aturat dins aquest món que m’envolta,
tot i que sento que no m’escolta,
fent-me més solitari del que em pertoca,
dibuixant-me carícies de paraules fosques.

Vull que em xiuxiuegis a l’oïda,
aquella paraula que ara veig tan prohibida.

Vull que siguis tu, desconeguda,
l’empenta cap a un felicitat merescuda.

any place

Dying from before,
help me make this out,
I need a hand to stand for,
any place to make me belong.

Still missing something from last night,
I don’t want to feel all this pain,
didn’t say it was your fault,
neither was I lying on the floor.

I can’t keep my head up,
can’t stand by my own,
get me out of this unreal world,
with nightmares flying thru the door.

And all the days I’ve wasted,
who can bring them back?
is my soul cursed?
or am I stupid for all that?

miedo

Me inunda este miedo,
indescriptiblemente etéreo,
que me encoje el estomago,
y me destroza por dentro.

Me ahogo en mi fuero interno,
me quema y me abrasa el tiempo,
sintiendo como pierdo la cabeza,
más allá de mi propia entereza.

Quiero gritar palabras sordas,
y eliminar todo lo que no importa,
de todo aquello que me rodea,
no encuentro nada que merezca la pena.

Y las noches enterraré,
bajo un manto de estrellas.

Y en la más grande de todas ellas,
voy a ocultar mi corazón entre las tinieblas.

the way

All the way long,
I was looking for something that makes me strong,
but what I didn’t know,
I already was someone who was making his steps done.

Now that I believe,
I am ready to forgive,
and forget,
whatever harder it gets.

No more past to taste,
just a new begging without and end,
all the stars from above are right,
will be my thoughts who lead me to my place.

Puede que sepas

Puede que sepas,
que he estado pensando,
en todo esos largos momentos,
en los que estuviste a mi lado.

Y puede que sepas,
que ya no hay más que el olvido,
que lo es lo más parecido,
a lo que me diste sin pedir nada a cambio.

Y aún que me mires,
no quiero sentir que alguna vez me tuviste,
porque puede que te equivoques,
y te vuelvas a caer.

Y es que en el fondo,
yo no soy lo que tu viste,
hubo un tiempo en el que retrocediste,
y ahora no me puedes alcanzar.

Y la vida me mira,
creo que cada vez la hago más mía,
las mañanas no son melancolía,
quiero salir y gritar.

[escuchando Pesadilla en el parque de atracciones – Los planetas]