Just a human being

And so I cry,
I fell from the starts,
and it didn’t make noise.

So on I walked alone,
no one at the other side,
every one got has its own path.

But I can’t help,
no, no, no no no,
I’ve got my sin,
oh, I’ve had my soul.

So please,
step away from me,
 there is a much better place to be,
I’m not gonna stop you.

Close your eyes,
be free.

 But I can’t help,
no, no, no no no,
I’ve got my sin,
oh, I’ve had my soul.

And now here I stand again,
forsaken in the dust,
hanging up with the wind.

Bleeding not to mean,
I’m alive,
but instead that I’m still,
a human being.

que bonito sería verte

Si es un pincel solitario,
defensor de lo prohibido,
un tenedor acongojado,
precursor de lo divino.

Nunca quise maltratar,
a una novia en el altar,
las princesas de hoy en día,
beben copas en cualquier bar.

Que bonito sería verte,
entre una multitud de gente,
agonizante corriente inherente,
malgastando minutos de forma sapiente.

Oh pero la noche vuelve a iluminar,
prostíbulos luminosos que invitan a pasar,
a maridos felices desgastando en sus narices,
los ahorros de la universidad.

Que bonito sería verte,
entre toda esta gente,
cabarets y rayas blancas,
 borrachos de soledad.

Y en tu cama de gemidos,
entran cada vez más inquilinos,
tu gato, tu perro, tu marido,
el vecino del cuarto, otro hombre perdido.

Oficinas de amor a domicilio,
entre fiestas encarceladas en tu pared,
dejas de mirar por el rabillo,
como los ángeles vuelan a tu merced.

Que bonito sería verte,
entre gente deprimente,
y pintar de agudo al unísono,
un maltratado bistec.

oh princesa

Tú,
alma de soledad,
sigues a tus sueños,
por el borde del mar.

Él,
quiere hacerte volar,
te dibuja siluetas,
teñidas de felicidad.

Oh, ¿Que vas a hacer,
si no quieres querer,
lo que puedes tener?

Tú,
no has vuelto a llamar,
te escondes en tu cuarto,
esperando despertar.

Él,
te busca por las calles,
no quiere tropezar,
si encontrarte en tu lugar.

Oh, ¿Que vas a hacer,
si no quieres querer,
lo que puedes tener?

Tú,
te vuelves a esconder,
entre unos brazos,
nada nuevo por conocer.

Él,
te llama en silencio,
intentando comprender,
la ausencia de tu piel.

Oh, ¿Que vas a hacer,
si no quieres querer,
lo que puedes tener?

Oh, princesa,
¿Cuando vas a crecer?

marionetas al azar

Hace tiempo que ya no te digo nada,
he perdido años por la ventana,
y busco en los extraños una mirada,
que vuelva a traerme hacía ti…

He ocultado tus fotos debajo de la cama,
mancho soledad con tu fragancia,
quiero despertar de esta añoranza,
y todo me recuerda a ti…

Y si las noches vuelven a llorar,
no les dejes que ocupen tu lugar,
sigo siendo una marioneta al azar…

Pierdo mi tiempo entre otras damas,
que no saben encontrar lo que añoraba,
un recuerdo inconsistente de tu marcha,
y no hay nadie que me aleje de ti…

Y no voy a volver a entorpecer,
hoy empieza un nuevo amanecer,
de sombras y caricias que escondí,
aunque sé que siguen siendo para ti…

Y si las noches vuelven a llorar,
no les dejes que ocupen tu lugar,
sigo siendo una marioneta al azar…

Algún día lloraré,
todas las lágrimas,
que te dediqué…

Y si las noches vuelven a llorar,
no les dejes que ocupen tu lugar,
sigo siendo una marioneta al azar…

volver a nacer

Decidí,
no morder más la almohada,
deshacer los sueños,
entre nubes de porcelana.

Y encontré,
refugio en cada sitio,
donde amé (te amé).

Descarté,
todas las notas tuyas,
de una vez (de una vez).

Comprendí,
esto no sale,
nada bien (¡nada bien!).

Hoy no voy a volver,
quiero desaparecer,
huir de esta oscuridad,
perderme solo entre la inmensidad.

Cambiaré mi casa,
quemaré mi ropa,
olvidaré cada segundo,
de nuestra tullida historia.

Viajaré al infinito (infinito),
a descubrir mi destino,
sugiero que tu hagas lo mismo,
o te pierdas en el abismo.

No te voy a recordar,
eres un pasado a malgastar,
cada segundo a tu lado,
ha sido un fracaso premeditado.

Hoy no voy a volver,
quiero desaparecer,
huir de esta oscuridad,
perderme solo entre la inmensidad.

Voy a saltar,
a este vacío crepuscular,
a ponerle nombre al azar,
a todas las estrellas que me quieran observar.

Puede que algún día,
vuelvas a cruzar la esquina,
fingiré que no te conozco,
no eres parte de mi vida.

Y las luces del mar,
no van a poderme perdonar,
que olvide su murmullo,
después de tanto pasear.

Hoy no voy a volver,
quiero desaparecer,
huir de esta oscuridad,
perderme solo entre la inmensidad.

Hoy no voy a volver,
quiero desaparecer,
volver a nacer,
volver a nacer,
volver de nuevo,
a volar otra vez.