ella, adolescente

Y entre tanta gente,
surge ella,
de repente.

Sonriendo tranquilamente,
saluda al pasar,
¿dónde vas?,
quédate y siéntate.

Cuéntame que buscas
a quien esperas
con esas mirada
tan enamorada.

Y se sonroja
como una adolescente,
aparta los ojos,
y rie nerviosa.

Se disculpa suavemente,
se levanta con temple,
y se marcha lentamente.

La veo alejarse,
con un andar inquieto,
meciendo sus manos,
entre su pelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *