del otro lado del cristal

Recuérdame así,
silencioso,
ausente.

Tumbado en la cama,
inconsciente.

Como si quisiera apagar,
todas las luces,
de la mañana.

Mírame ahora,
sedúceme la mirada.

Nunca más,
vas a estar,
del otro lado,
del cristal.

3 comentarios en “del otro lado del cristal”

  1. Redundan las palabras para describir el mareo que me produce la marea de tus versos.
    Creo que escribir poesía es como abrir el pecho y dejar el corazón expuesto.
    Estoy tomando dosis de poesía. Veremos que efectos tiene.
    Gracias por la visita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *