Copas vacías

Copas vacías marcan suspiros,
y si me giro, ya te has ido,
te fuiste, para puntualizar,
en la penumbra de mi altar.

Y viajas incesante lamiendo el mar,
ya no llegan tus olas a recordarme como estas,
construí este muro de palabras retorcidas,
para no tener que soportar aquel aroma vulgar.

Que no me culpen los sueños,
de anhelar felicidad,
que podrán saber ellos,
de que esta hecha la verdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *