el marco de la ventana

El suave tintineo de la lluvia en el marco de la ventana,
marcaba las horas pausadas entre las débiles telarañas,
que ocupaban en ese preciso momento todo el espacio disponible a la luz del alba.

Observaba como cada uno de los pequeños fragmentos de agua,
viajaba decididamente a un futuro pactado con el suelo,
aunque en el fondo su más intimo deseo
era poder detener el tiempo y grácilmente posarse con soltura,
encima del guijarro que quisiera ofrecerle su ayuda.

Revolví mi escritorio buscando un recuerdo perdido,
y al rato me vi dibujando de nuevo sencillos garabatos,
anhelando febrilmente recuperar de nuevo mi pasado.

Prendí la luz cuando llego la calma,
para observar con detenimiento como la ciudad acallaba,
los gritos sordos de los seres que habitaban,
un mundo sinuoso del que no escapaban.

Toda de sí abrí la ventana,
esperando que el ruido me devolviera la esperanza,
y solo el tenue olor a tierra mojada,
fue capaz de transmitirme el porque de su mirada.

entre els llençols

Permet que gaudeixi la teva pell,
i que siguin els meus dits, qui,
amb la paciència que permet la meva ment,
recorri cada centímetre amb el teu consentiment.

Recorda el meu ale,
i amagat sota la meva veu,
quan vulguis oblidar-te per un moment,
del color que tenia avui el cel.

I cridarem de matinada,
aquesta nit t’he vist despullada,
sense roba i amb la teva ànima,
he aprés a deixar-te sense aire.

Deixa’m un racó entre els llençols,
no permetre que es tornin a sentir tan sols,
jugaré amb els teus cabells,
per recordar la teva olor sense precedents.

abrazos

Caminos que separan,
hijos perdidos del azar,
sentimientos que no alcanzan,
a ver su barco naufragar.

Si de los despojos,
puedes llegar a recuperar,
algún vestigio del pasado,
deja que el tiempo los ponga en su lugar.

Miradas vacías,
encontraran su reflejo,
en cada espejo,
ocultando dioptrías.

El silencio mientras dormías,
nublará el letargo de tus sueños,
dejando, para largo,
el calor de tus abrazos.

retrocede

Y ahora vuelvo a añorar,
álex, anna y los demás,
tibidabo sigue en mi pasar,
EGB fué algo más…

Roger, amanda, o guillem,
ceferino, recreos y algo de evasión,
amores, secretos y pasión,
caminos separados sin más humillación…

Recupero de mi memoria,
horas muertas en cualquier aula,
miradas, errores y aprensión,
siguen siendo el pan de mi perdón.

Vuelve a despertar,
retrocede para remendar,
todos los errores que pudiste engendrar,
hoy se amontonan para verte naufragar.

esta noche

Déjame que esta noche,
me pinte de negro el alma,
para viajar sin ningún tipo de reproche,
a donde alcanza la nostalgia.

Y me preguntarás entre sollozos,
“¿porque abandonas tu mirada?”,
y te respondere con mi vida a tu antojo,
“porque ya no miro por la ventana”.

Dibujaré tu cara junto a las estrellas,
para que allá dónde vaya, te lleve con ellas,
y disfrute las largas noches de madrugada,
con ese suave aroma que desprendes a mi cama.

de matinada

Arribes de matinada,
aquesta vegada t’he sentit esgotada,
i he buscat entre els teus llavis,
una paraula que em digués si estaves desvetllada.

Volia dibuixar-te entre la llum de l’alba,
un gemec que em deixés constància,
que segueixes essent una mica humana,
no pas, de nou, una estranya.

M’he sobtat preguntan-te,
si avui has mirat la portada,
del fons de la meva ànima,
a veure si t’hi veies reflexada;
però he descobert que malhumorada,
has fugit del marc de l’entrada,
per escombrar amb rialles,
la resposta que tenies preparada.

Recorrent amb la teva mirada,
he arribat a la incertesa,
de saber-te meva (i teva).

pintado en la nuca

Juzgas cada gesto,
esperando encontrar ese pequeño defecto,
que consiga derrumbarme a mi tumba,
y poco a poco me consuma!

Hablas cada día,
como si fueras la única que sufre,
el trastorno que ofrece con dulzura,
la vida mientras se desvanece!

No me mires con simpatía,
puesto que que he descubierto en tu empatía,
el milagro de mis disculpas,
que ocultan todas mis conductas.

Puede que esta vez,
no seas la última,
creo que tengo un reflejo,
pintado en la nuca…

sin retorno

He odiado las horas,
que marcas desgraciado,
he sufrido mi letargo,
en tu cara de soslayo.

No me grites más minutos,
no puedo con tus sonidos,
impacientes marcan ritmos,
imperceptibles para mis oídos.

Aborrezco tus segundos,
huye de mi ignorante,
que tu no vives cada paso,
como si fuera un fin constante.

Olvida los días,
te los regalo a tu antojo,
disfruta con tu cuerda,
de mi locura sin retorno.

Si no tengo más

Si no tengo más,
que quieres que decida,
que no soy nada en tu vida,
ni si quiera una alma perdida.

Me desvanezco entre tus palabras,
a perderme entre tus manos,
y volar con tus besos,
a destinos inciertos
(predefinidos, por cierto).

No llegaré muy tarde,
esta noche desastre,
quiero arrancarte con los ojos,
todas las miradas que sufres a despojo.

Una cama vacía,
llena los pelos de la monotonía,
deshace los pliegues de la mañana,
esta noche ya no tendrás resaca.