sueños

Perdido entre tus labios,
que me rozan de soslayo,
y me sumen con fiereza,
al son de tu encantada inercia.

¿No podré escapar,
nunca de tus garras,
manchadas de soledad?

Tiene que existir,
un lugar en el que vivir,
sin tener que mirar,
siempre hacia atrás…

Sueño lejos de tus besos,
oculto entre los recuerdos,
que vislumbran por un segundo,
la inmensidad eterna de mi mundo.

Continúa leyendo sueños

Sara (I)

– Con leche, si. ¿Y me puede traer un poco de sacarina por favor?
Odio esta maldita substancia blanquecina que siempre viene en dosis mucho más pequeñas de lo que mi pobre paladar esta acostumbrado a saborear, pero dicen que una imagen vale más que mil palabras, así que una impresión a priori algo debe contar…
No es que me considere especialmente lejos de mi peso ideal, es solo que el maldito espejo de mi armario me engaña todas las mañanas con sus habladurías impersonales.
Continúa leyendo Sara (I)